lunes, 31 de agosto de 2015

Ejercicio N2 - Refugio para Guardaparques - Bosques de Ezeiza - Segundo Cuatrimestre 2015

Frase
“Una casa bella con su jardín debe convidar al Ocio más perfecto y dar la idea más poética y bella del paso del tiempo. He aquí, pues, un arte de la arquitectura en relación con el arte mayor de todos: el arte de la vida. Porque vivir es envejecer bella y trascendentalmente.”
Luis Barragán.

Programa
Refugio, Pañol y Vivero para el Guardaparques de los Bosques de Ezeiza.

El refugio deberá albergar al guardaparques y su pareja. Debera tener un sector semicubierto propio.
Debera estar por encima de una cota de 1mt con respecto al pasto. Debera tener una pasarela peatonal de acceso desde la calle en caso de inundacion. Su materializacion sera "en seco".
Palabras Claves: dia-noche; luz-sombra; interior-exterior; privado-publico; servido-sirviente; área de trabajo-area de descanso; invierno-verano, hogar, mosquiteros, postigos.

El pañol deberá ser accesible desde el nivel cero, una luz minima de 4mts de ancho y una altura minima de 2,60mts. debera estar por encima de una cota de 1mt. con respecto al pasto.
Palabras Claves: mesa de trabajo; tractorcito; bote; herramientas; deposito.

El vivero será un área de 5000m2 de plantación de arboles y plantas para reposicion del bosque.

Superficies
80m2 para el refugio (mas semicubierto) y 40m2 para el pañol.

Implantacion
En los bosques de Ezeiza junto al Rio Matanza (ver plano adjunto). La casa deberá estar retirada como minimo 30 mts con respecto al margen del rio respetando el camino de sirga.

Objetivos
                -Reconocer los temas-problemas (sitio, orientación, relación programática)
                -Definir estrategias. (implantación, carácter, pertinencia)
                -Conceptualizar ideas.
                -Materializar espacios.
                -Componer, escalar y proporcionar en relación con el hombre.

Volcarse al ejercicio del proceso proyectual arquitectónico desde una postura coherente entre la idea y la materialización del mismo, entendiendo que dichas posturas van de la mano desde el inicio. Las decisiones sobre la materialidad y estructura influen directamente sobre la espacidalidad, proporciones, luz, color, etc lo cual da un carácter particular y único. Es un objeto arquitectónico programáticamente muy simple para poder cuestionarlo, repensarlo y llegar así a una propuesta que lo pueda materializar coherentemente.
               
Formato de Entrega
Lamina 100x70 cm con plantas, cortes y vistas escala 1:25
Lamina con fotomontaje
Maqueta implantación 1:200
Maqueta detalle 1:25

Modalidad de Trabajo
                En grupo de dos personas.

Ejemplos
a.Cabaña Chamberlain (Breuer)
b.Casa Peter Blake
c.Arroyo Seco (Rafael Iglesia)
d.Habitacion en San Miguel (Radic)
e.Marikita Alderton, Glenn Murcutt
f.Casa en Delta de Moscato
g.Cabaña-torre Karadya Bio-Reserva, Borracchia
h.Casa Double Roof, Shigeru Ban.

miércoles, 26 de agosto de 2015

Esquicio debate – IDEA-ESTRATEGIA-DISEÑO - Segundo Cuatrimestre 2015

Se leerá en clase el artículo Forma y Diseño de Louis Kahn. (Ver anexo 2) y dos extractos de textos de Alberto Campo Baeza (Ver anexo 3)
Se debatirá acerca de las definiciones de Idea-Estrategia-Diseño y Forma y Diseño.
Se analizaran las casas dadas (ver anexo 1) tratando de reconocer estos conceptos y se buscara una forma adecuada de representarlo mediante Ideogramas, Maquetas Conceptuales, etc. Se hará en hojas A4.

Palabras Claves:
Idea-Estrategia-Diseño
Forma-Diseño

Herramientas:
Calcos A4, Hojas A4, fibrones, retazos para maquetas, etc.

Objetivo:
Abrir el debate sobre los conceptos antes mencionados, tratando de diferenciarlos y reconocerlos, asumiendo  que en muchos casos los conceptos se mezclan.

Anexo 1 – Ejemplos (traer información gráfica y escrita)

01. Casa Farnsworth, Ludwig Mies van der Rohe
02. Casa Villa Savoya, Le Corbusier
03. Casa Gaspar, Alberto Campo Baeza.
04. Casa De Blas, Alberto Campo Baeza
05. Casa del Desierto, Richard Neutra
06. Casa de la Cascada, Frank Lloyd Wright.
07. Casa Eams, Charles Eams.
08. Casa sobre el Arroyo, Amancio Williams.
09. Casa en Moledo, Eduardo Souto de Moura.


Anexo 2 - Texto
Louis I. Kahn. FORMA Y DISEÑO. (1961)

Un joven arquitecto me ha formulado esta pregunta: —Sueño con espacios maravillosos; espacios que surgen y se desarrollan fluidamente, sin comienzo ni fin, hechos de un material continuo, blanco y oro. ¿Por qué cuando trazo la primera línea sobre el papel, tratando de fijar el sueño, éste resulta desmerecido?

Es una pregunta interesante. He aprendido que una buena pregunta tiene más valor que la más brillante de las respuestas. Esta es una pregunta que se relaciona con lo mensurable y lo inconmensurable. La naturaleza —la naturaleza física— es mensurable. Las emociones y la fantasía no tienen medida, no tienen lenguaje, y los sueños de cada uno son distintos. Todo lo que se hace, no obstante, obedece a las leyes de la naturaleza. El hombre es siempre más grande que sus obras porque nunca puede expresar completamente sus aspiraciones. Para expresarse a través de la música o de la arquitectura debe recurrir a medios mensurables como la composición y el diseño. La primera línea sobre el papel es ya una medida de lo que puede ser expresado cabalmente. La primera línea sobre el papel es ya una limitación.

—Entonces —preguntó el joven arquitecto—, ¿cuál es la disciplina, cuál es el ritual que puede acercarnos a la psique? Porque es en esta aura sin materia ni lenguaje donde siento que el hombre verdaderamente es.

—Vuelva al Sentimiento, aléjese del Pensamiento. En el Sentimiento está la Psique. El Pensamiento es el Sentimiento más la presencia del Orden. El Orden, hacedor de toda existencia, no tiene Voluntad de Ser. Prefiero la palabra Orden en lugar de Conocimiento, porque el conocimiento personal no alcanza a expresar el pensamiento en forma abstracta. Esta Voluntad de Ser está en la Psique. Todo lo que deseamos crear tiene su principio, exclusivamente, en el sentimiento. Esto que es verdad para el científico, lo es igualmente para el artista.

Pero le previne a mi interlocutor que contar sólo con el Sentimiento e ignorar el Pensamiento significa no realizar.

Dijo el joven arquitecto: —Vivir y no realizar es intolerable. Los sueños llevan implícitos la voluntad de ser y el deseo de expresar esa voluntad. El Pensamiento es inseparable del Sentimiento. ¿De qué manera puede entonces el Pensamiento entrar a formar parte de la creación, de modo que esta voluntad psíquica pueda ser más cabalmente expresada? Esta es mi segunda pregunta.

—Cuando el sentir personal se trasciende en la Religión (no en una religión, sino en la esencia de la religión) y el Pensamiento nos lleva a la Filosofía, la mente se abre hacia la comprensión. Comprensión de la virtual voluntad de ser de, digamos, determinados espacios arquitectónicos. La comprensión es la combinación del Pensamiento y el Sentir en un momento en que la mente se halla en una relación más estrecha con la psique, origen de lo que una cosa quiere ser. Este es el comienzo de la Forma. La Forma implica una armonía de sistemas, un sentido del Orden y de lo que individualiza una existencia. La forma no tiene figura ni dimensión. Por ejemplo, "cuchara" (el concepto de cuchara) caracteriza una forma que posee dos partes inseparables, — el mango y el receptáculo cóncavo— en tanto que una cuchara implica un diseño específico hecho en plata o madera, grande o pequeña, profunda o no.

La Forma es el "qué". El Diseño es el "cómo". La Forma es impersonal, el Diseño pertenece al diseñador. Diseñar es un acto circunstancial, depende del dinero de que se disponga, del sitio, del cliente, de la capacitación. La Forma nada tiene que ver con las condiciones circunstanciales. En arquitectura, caracteriza una armonía de espacios adecuada para cierta actividad del hombre.

Reflexione entonces sobre lo que caracteriza en abstracto los conceptos "casa", "una casa", o "el hogar". "Casa" es el concepto abstracto de espacios convenientes para vivir en ellos. "Casa"' es por lo tanto una forma mental, sin configuración ni dimensión. "Una casa", en cambio, es una interpretación condicionada de esos espacios. Esto último es diseño. En mi opinión, el valor de un arquitecto depende más de su capacidad para aprehender la idea de "casa", que de su habilidad para diseñar "una casa", que es un acto determinado por las circunstancias. "El hogar" es la casa y los ocupantes. "El hogar" varía de acuerdo con el ocupante.

El cliente para el que se diseña una casa señala al arquitecto las superficies que necesita. El arquitecto crea espacios a partir de estos requerimientos. Una casa creada de esta manera para una familia determinada debe poseer la cualidad de servir también para otra familia. De esta manera el diseño refleja su fidelidad a la Forma.

Concibo a la escuela como un medio ambiente constituido por espacios en los cuales se puede estudiar satisfactoriamente. Las escuelas comenzaron con un hombre, que no sabía que era un maestro, discutiendo bajo un árbol sus experiencias con unos pocos que ignoraban, a su vez, que eran estudiantes. Estos últimos, reflexionando sobre lo que se había discurrido y sobre lo útil que les había resultado la presencia de este hombre, aspiraron entonces a que sus hijos también escucharan a un hombre semejante. Pronto se erigieron los espacios necesarios y aparecieron las primeras escuelas. La aparición de la escuela era inevitable porque formaba parte de los deseos del hombre.


Es bueno para la mente volver a los comienzos, porque el comienzo de toda actividad estable del hombre es su momento más maravilloso. En él se encuentra todo su espíritu y toda su riqueza, y es en él donde debemos buscar constantemente inspiración para resolver nuestras necesidades actuales. Podemos contribuir al engrandecimiento de nuestras instituciones brindándoles nuestro modo de sentir esa inspiración a través de la arquitectura que le ofrecemos.

Reflexione entonces sobre el significado de escuela, en contraste con el de una escuela o institución. La institución es la autoridad que nos expone las necesidades a las que debemos responder. Una escuela, un diseño específico, es lo que la institución espera de nosotros. Pero Escuela —el espíritu Escuela, la esencia de la voluntad de ser— es lo que el arquitecto debe expresar por medio de su diseño.

Esto es lo que distingue al arquitecto del mero diseñador.

En la escuela como reino de los espacios aptos para el estudio, el hall de entrada —que para la institución es sólo un área de equis metros cuadrados por alumno— se convertiría en un generoso espacio tipo Panteón que invitaría a los alumnos a entrar. Los corredores, de dimensiones más amplias, abiertos hacia los jardines, quedarían transformados en verdaderas aulas, propiedad de los estudiantes. En estos lugares los muchachos se reunirían con las chicas y podrían discutir las clases de los profesores. Si estos espacios fueran también utilizados en horas de clase, y no solamente en los intervalos entre ellas, se convertirían en lugares de reunión, ofreciendo así la oportunidad de intercambio y de estudio. En este sentido vendrían a ser aulas de propiedad de los alumnos. Las aulas propiamente dichas deberían reflejar su uso
Través de la variedad espacial y no mantener una semejanza de dimensiones de tipo familiar, porque una de las más grandes cualidades del maestro que enseñaba bajo el árbol era la de reconocer la individualidad de cada hombre. Un maestro o un alumno que se encuentra en una habitación frente a una chimenea, rodeado de poca gente, no es el mismo cuando se halla en una gran habitación junto con muchas personas. ¿Puede estar el comedor en un sótano, aunque el tiempo que allí se pase sea escaso? El momento de descanso de la comida, ¿no es también parte de la enseñanza?
La comprensión de lo que caracteriza a los espacios ideales para una escuela, por parte del instituto de enseñanza que la requiere, obliga al arquitecto a enterarse de lo que la Escuela quiere ser, es decir, a tomar conciencia de la forma Escuela.


Ajustarse a lo circunstancial es justamente el papel que compete al diseño.
Quiero decir algo más acerca de la diferencia que existe entre forma y diseño, acerca de la concepción, acerca de los aspectos mensurables y no mensurables de nuestro trabajo y de sus limitaciones. Giotto fue un gran pintor. Porque fue un gran artista, pintó cielos diurnos de color negro, pájaros que no podían volar, perros que no podían correr y hombres más altos que las puertas. Un pintor tiene estas prerrogativas. No tiene por qué responder a los problemas de la gravedad, ni considerar las imágenes tales como las conocemos en la vida real. Como pintor, expresa una reacción frente a la naturaleza, y, a través de sus ojos y sus reacciones, nos ilustra acerca de la naturaleza del hombre. El escultor modifica el espacio con objetos que son también expresión de sus reacciones frente a la naturaleza. No crea espacios, los modifica. El arquitecto crea espacios.

Para el compositor, la hoja de música es un registro visible de lo que oye. El proyecto de un edificio debe —del mismo modo— poder leerse como una armonía de espacios iluminados. Cada espacio debe ser definido por su estructura y por el carácter de su iluminación natural. Aun un espacio concebido para permanecer a oscuras debe tener la luz suficiente —proveniente de alguna misteriosa abertura— que nos muestre cuan oscuro es en realidad. Por supuesto, no hablo de las pequeñas superficies que sirven a los espacios mayores.

Un espacio arquitectónico debe revelar la evidencia de su formación por el espacio en sí. No será en espacio cuando se lo modele dentro de una estructura más grande concebida para un espacio mayor, porque la elección dé la estructura es sinónimo de la elección de la luz que da forma a ese espacio. La luz artificial es sólo un breve momento estático de la luz; es la luz de la noche y nunca puede igualar a los matices creados por las horas del día y la maravilla de las estaciones.

Un gran edificio debe comenzar con lo inconmensurable; luego someterse a medios mensurables, cuando se halla en la etapa de diseño, y al final debe ser nuevamente inconmensurable. El diseño —hacer cosas— constituye un acto mensurable. En ese momento es como si el diseñador fuera la naturaleza física misma, ya que en la naturaleza física todo es medible, aun lo que todavía no se ha medido, como sucede con la distancia a las estrellas más lejanas, que algún día, según suponemos, también podremos medir.

Lo que es inconmensurable es el espíritu psíquico. La psique se expresa a través del sentimiento y del pensamiento, y yo creo que siempre permanecerá inconmensurable. Intuyo que la Voluntad del Ser psíquica invoca a la naturaleza para realizarse en lo que quiere ser. Yo pienso que una rosa quiere ser una rosa. La Voluntad de Ser hombre se concreta en la existencia a través de las leyes de la naturaleza y de la evolución. El resultado es siempre inferior al espíritu de ser.

El Diseño debe seguir estrechamente esa Voluntad. Por lo tanto un caballo pintado a rayas no es una cebra.

Del mismo modo, un edificio ha de comenzar en un aura inconmensurable y concretarse a través de lo mensurable. Es la única manera en que podemos construir; la única manera de llegar a ser se concreta a través de lo mensurable. Es necesario respetar las leyes, hasta que al final, cuando el edificio pasa a ser algo vivo, evoca cualidades que son, nuevamente, inconmensurables. El diseño, en cuanto implica cantidades de ladrillos, métodos de construcción y de cálculo, ha finalizado; el espíritu de ser del edificio ocupa entonces su lugar.

Anexo 3 – Campo Baeza

Extracto del texto PENSAR O NO PENSAR, ESTA ES LA CUESTION (Campo Baeza)

PENSAR
Pensar y Construir
Pensar el QUE. Y COMO construirlo.
Pensar sin saber COMO = pensamientos en vano.
Construir sin saber QUE = formas vacías.

La IDEA es el QUE se quiere hacer. Dando respuesta a las cuestiones del contexto, de la Historia, de la función. Con el hombre como centro.
La CONSTRUCCION es el COMO materializar aquellas ideas.
Geométricamente con la Composición, con los espacios proporcionados con la escala. Físicamente con la Construcción, con los materiales acordados con las estructuras.
PENSAR = idear construcciones.
CONSTRUIR = levantar ideas.
La ARQUITECTURA es siempre IDEA CONSTRUIDA.



Extracto de IDEA, LUZ y GRAVEDAD, BIEN TEMPERADOS (Campo Baeza)

IDEA
La idea es la síntesis de todos los elementos que componen la Arquitectura (Contexto, Función, Construcción, Composición). Como si de una operación de alquimia se tratara, en una destilación de múltiples elementos para conseguir un resultado único y unitario: una IDEA, capaz de ser construida, de materializarse.